Notas a Nelson Mandela

2013- Santo Domingo, R.D.
Lienzo en Acrílico & Óleo, 30” x 40”

Llegando las últimas horas de vida de Mandela, mientras se apagaba, como una vela, el foco de atención mundial, tomaron mis sentimientos en el tiempo histórico, que me motivó a plasmarlo en notas, lo que sentía de él. Parte de ese último aliento, yo, le ponía vida a mis notas y a mi lienzo, imaginando el aire de África, con fuertes pisadas de elefantes, y esto ilustraban mi memoria pensando, el poder que tuvo Mandela, para cultivar la paz que abrazaba a su tierra en ese momento y al mundo, en el cual, pudo tolerar 27 años en prisión en pos de un ideal. ¡Wao, qué poder!

Notas a Nelson Mandela

Mandela,
entrabas en prisión,
por defender tus ideales, allá en Sudáfrica.
En esa misma fecha, al otro lado del mundo,
en el continente americano,
en la frondosa montaña del Caribe,
nacía una niña, que hoy es mujer.

En este instante de tu vida,
en el estado crítico de partida en que te encuentras,
esta mujer que soy, te escribe estas notas para recordarte
con colores de lealtad, amor y paz.
También te pinto…

Mandela,
hoy 5 de diciembre, del año 2013,
acabas de irte, al más allá del infinito desconocido,
mientras, aquí en mi tierra de República Dominicana,
buscan afianzar la identidad como dominicanos,
y esto está muy bien, sin intentar obviar las raíces
de aborígenes, españoles y africanos,
los dominicanos… somos una mezcla.

Mandela,
me pregunto, ¿por qué suprimir la Historia?
No podemos cambiar lo que ha pasado,
cuando la sangre del hombre navegó
y navega de puerto en puerto,
por miles y cientos de años en la historia.

Y siento que el mundo, no quiere aceptar
un descubrimiento, que no se puede borrar.

Un diciembre 5, del 1492, Cristóbal Colón…
Bautizó “La Hispaniola” a estas tierras, y precisamente hoy Mandela,
que tú te has ido, al ¡paraíso…, espero!

Nunca olvidaré tu fecha,
que es tan importante para mi patria.

¡Cuántos años pasaste en prisión paciente!,
guiado por amor a tu ideal,
para contribuir la paz de tu gente.

Las naciones te galardonaron con premios,
medallas y reconocimientos de todo tipo,
para consagrar los triunfos de ¡tus sueños!

Mandela,
nunca olvidaré tu fecha,
que trae recuerdos de una conquista para mi tierra,
y la despedida del gran líder que fuiste, para la humanidad.

Escribo y pinto tu historia,
recordando tu perseverancia que motivó los corazones del mundo,
y en especial, los de tu tierra,
que te llevaron con confianza a ganar la presidencia de Sudáfrica.

Tu entrega, fue grande para despertar y
ayudar a ¡tu amada tierra!

Esa mujer…, la que salió de las montañas del Caribe,
para conocer las maravillas del mundo,
encontró que dentro de esas, estás tú, querido Nelson, y unida a ti,
en vuelos de cielo abierto, para despedirme de ti.
¡Adiós! muy amado, ¡Mandela!

Sintiendo tú partida con tristeza, alegría y cantos,
corren por mis mejillas,
lágrimas que se unen a los millones de personas que, con gratitud,
estamos sintiendo tu partida, y unidas decirte: ¡Gracias infinitas!,
recordado y siempre ilustre ¡Nelson Mandela!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *